Publicidad

Guardias nacionales en el estado mexicano de Chiapas dispersaron a un grupo de 400 migrantes, la mayoría salvadoreños, hondureños, guatemaltecos, además de algunos haitianos y venezolanos, que intentaba llegar a la frontera con Estados Unidos.

El grupo de personas se alistaba para partir desde el domo de la localidad de Huixtla cuando fue interceptado por agentes de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración (INM) con escudos en mano.

Los agentes cercaron las salidas que usaría la caravana -la cuarta conformada en una semana- para avanzar en su camino. Algunas personas fueron detenidas, mientras que otras lograron correr hacia el interior de la localidad.

/MO/Andina/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.