Publicidad

Una accidentada conferencia de prensa tuvo el hoy premier apurimeño Héctor Valer Pinto, luego de haberse puesto a la luz una denuncia por violencia familiar tras presuntamente haber agredido a su esposa e hija.

El Primer Ministro negó estas acusaciones y dijo que si no le otorgan la confianza a su gabinete, el presidente podrá disolver el Congreso, la misma que sonó como amenaza.

“Si a nosotros no nos dieran el voto de confianza, nosotros cumpliremos lo que dice el Congreso de la República. Nos iremos, se reestructurará el Gabinete que es desde luego lo que buscan otros congresistas, la primera bala de plata en el Congreso para que luego el presidente de la República utilice la bala de oro, que es la disolución del Congreso porque puede interponer una nueva moción de confianza”, aseveró en una conferencia de prensa este jueves 3 de febrero.

Héctor Valer reitera que no cometió ningún acto de violencia familiar y califica la resolución que le otorga medidas de protección a su esposa en el año 2017 como falsa, aseguró que esta situación de crisis y de riesgo de disolución del Parlamento es algo que no buscan en el Gobierno.

Lamentablemente, existe un perfil muy negativo para el actual premier Héctor Valer, al haber participado como candidato por diferentes agrupaciones tanto de derecha e izquierda no manteniendo una ideología clara. En Apurímac está noticia también es comidilla del día.

En la región, a pesar que el primer ministro sea de arraigo abanquino, la desazón se siente en las calles, porque esta designación agrava el desgobierno que viene afectando a todo el país cuando se deben solucionar tantos problemas y el cual se prometió en campaña, que solo queda en el recuerdo, mientras los promotores del lápiz ya se ocultan ante tanta crisis y como siempre el pueblo sigue pagando estos desaciertos de Palacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.