Publicidad

Más de seis millones de muertes relacionadas con el COVID-19 fueron reportadas oficialmente en el mundo desde que empezó la pandemia, según un recuento de la agencia AFP realizado este martes a partir de balances oficiales.

En total, 6.001.585 personas han muerto de COVID-19 en el mundo, pero el balance de fallecidos nunca había declinado tan rápidamente en una semana desde la primavera de 2020.

En los últimos siete días, se reportaron 7.170 decesos de media cada día, mientras que la semana anterior se había registrado un promedio de 8.706 muertes diarias, lo que implica un descenso del 18%.

Tras el pico de la ola vinculado a la variante ómicron, alcanzado entre el 4 y el 10 de febrero de este año (11.142 muertes diarias), esta cifra está en declive continuo desde mediados de febrero.

África es el continente en el que se detectó una mayor bajada en el número de decesos en los últimos siete días (-44% respecto a la semana anterior). En los últimos siete días, se contabilizaron 817 decesos, contra 1.452.

La tendencia de los balances de los tres países más castigados por la pandemia también registró bajadas: Estados Unidos (9.889 decesos en los últimos siete días, -31%), Brasil (3.008, -36%) e India (1.259, -27%).

En Europa, la región con más muertos desde que empezó la pandemia, el número de fallecimientos vinculados al COVID-19 se redujo un 14% esta semana (19.050 frente a 22.051 en los siete días anteriores), en tanto muchas países europeos están suavizando las restricciones.

La tendencia a la baja se detectó sobre todo en Turquía (1.236 muertes en los últimos siete días, -28%), Italia (1.250, -21%), Francia (1.084, -21%) y Polonia (1.234, -17%).

En cambio, en el sureste asiático se observó un repunte de contagios y decesos. Hong Kong registró esta semana 290.987 casos (el doble que la semana anterior) y 1.543 decesos (más del triple).

Este balance, que tiene en cuenta las muertes contabilizadas por las autoridades sanitarias nacionales, solo representa una parte de los decesos reales vinculados al COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, si se considera la sobremortalidad directa e indirectamente relacionada con el COVID-19, el balance de la pandemia podría ser de dos a tres veces más alto que el registrado oficialmente.

Fuente: AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.