Publicidad

Gol de Kylian Mbappé para silenciar al estadio Santiago Bernabéu. PSG ganaba 1-0 en España y 2-0 en el global. Así, el equipo de Mauricio Pochettino se agrupó cerca de la portería para acercarse a la clasificación en Champions League. Sin embargo, una acción cambió toda la historia: pase a Gianluigi Donnarumma, presión de Karim Benzema, pérdida del balón y el 1-1. Ese error del guardameta fue el inicio del fin para los galos, que fueron eliminados de la Champions League.

Aquel amargo episodio trajo consecuencias para el ‘1′ italiano. De hecho, tras el encuentro, el diario Marca reportó que Neymar recriminó a su compañero por el fallo en la jugada que terminó con el gol de Benzema. Entonces, Donnaruma no se quedó callado y le recordó al brasileño que el segundo gol del equipo español nació de una pérdida suya.

La discusión fue ganando calor, entre la ya elevada temperatura del Paris Saint Germain, y prácticamente terminaron a las manos. Los otros jugadores parisinos, que estaban en ese momento en el vestuario, evitaron un episodio peor.

El fallo de Donnarumma marcó un antes y después del encuentro, pues el PSG se llenó de desconfianza y permitió la remontada del Real Madrid con un ‘hat-trick’ de Karim Benzema. Para Pochettino, Leonardo y todo el cuadro parisino, hubo falta del madridista.

En tanto, desde Francia, la emisora RMC Sport consultó con fuentes vinculadas a ‘Les Bleus’ sobre el altercado entre Neymar y Donnarumma. Así, el medio local informó que el cruce entre el delantero y el brasileño nunca se produjo.

Más tensión por eliminación de PSG

Pero lo que pasó en el vestuario casi no fue nada en comparación al lío que armó el presidente del PSG Nasser Al-Khelaïfi tras el partido, que incluso llegó a amenazar de muerte a un empleado del Real Madrid.

El mandamás del club parisino intentó ingresar al vestuario de los árbitros para reclamar por la jugada de Donnarumma (reclaman una falta), armando todo un escándalo.

Según informó el periodista Javier Herráez de la cadena SER, un empleado del Madrid grabó el incidente con su móvil y; al percatarse de ello, Al Khelaïfi le golpeó el teléfono amenazándole: “Voy a matarte”, por estar grabando dicho momento, que será analizado por la UEFA tras pedir al Real Madrid el video del momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.