Publicidad

Con éxito fue lanzado este jueves el New Shepard, el cohete de la empresa estadounidense Blue Origin, que llevó consigo a 6 pasajeros en su cuarta misión de turismo espacial y que además prevé hacer de estos viajes un pilar de la cultura pop.

Este cohete, propiedad del presidente ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, despegó de la tierra a las 09:59 a.m. y tan solo minutos después la cápsula (done iban los 6 tripulantes) se separó, según lo previsto.

A las 10:06 a.m., el cohete regresó a la Tierra de manera segura y a las 10:10 a.m. lo hizo la cápsula con los seis pasajeros a las instalaciones de lanzamiento de la compañía en el oeste de Texas, aseguró CNN.

Los 6 tripulantes, incluido un ingeniero de Blue Origin, despegaron a más de tres veces la velocidad del sonido (más de 3.200 km/h) y durante la cúspide de su vuelo experimentaron un momento de ingravidez.

La cápsula donde viajaron estas personas atravesó la línea de Kármán, ubicada a más de 100 kilómetros de altitud desde la tierra. Este punto se conoce como el área donde comienza el espacio exterior.

La tripulación incluyó a Gary Lai, quien trabajó con Blue Origin durante 18 años y realizó varias patentes que están relacionadas con el diseño del New Shepard. Este hombre viajó en reemplazo del comediante Pete Davidson.

La estrella de Saturday Night Live tenía previsto unirse a la tripulación, pero abandonó la misión después de que Blue Origin anunciara un cambio de horario a principios de este mes.

Al equipo de Lai se unieron Marc Hagle, un desarrollador de bienes raíces de Orlando, y su esposa, Sharon Hagle, quienes fundaron una organización sin fines de lucro centrada en el espacio; Marty Allen, un inversionista y exdirector ejecutivo de una tienda de suministros para fiestas; Jim Kitchen, empresario y profesor de negocios; y George Nield, exadministrador asociado de la Oficina de Transporte Espacial Comercial de la Administración Federal de Aviación.

El medio no pudo confirmar el costo del viaje por pasajero, puesto que Blue Origin no lo ha revelado; sin embargo, la compañía subastó un boleto por US$ 28 millones. El competidor directo de la empresa, Virgin Galactic, vende asientos por US$ 450.000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.