Publicidad

La preocupación continua latente en conductores y transportistas de Abancay porque a pesar de las medidas que adoptó el Estado, los precios de los combustibles solo bajaron en unos cuantos céntimos, por tal efecto, la exoneración del Impuesto Selectivo al Consumo solo estaría beneficiando a los propietarios de los grifos para generar mayores márgenes de ganancia.

Contrariamente, ayer la gasolina de 95 octanos volvió a subir en S/ 0.15 céntimos, efecto que causa mayor indignación en los taxistas que vienen evaluando acatar un paro preventivo de 24 horas, o en todo caso sumarse a la medida de fuerza de los demás gremios para los días 26 y 27 de abril.

El presidente de la Asociación de Taxistas de Abancay, Roque Gutiérrez, confirmó esta situación, e indicó que los grifos bajaron en S/ 0.30 y S/ 0.40 céntimos por galón de gasolina y S/0.90 céntimos en petróleo, pero para el lunes 18 de mayo se dieron con la sorpresa de que la gasolina de 95 octanos volvió a incrementar su costo y lamentablemente es el combustible más utilizado, porque la mayoría de taxistas viene renovando sus autos por exigencia municipal y esos vehículos trabajan con mayores octanajes, y ahora se encuentran perjudicados.

Lamentó que los organismos como OSINERGMIN e INDECOPI de esta región no se pronuncien al respecto para hacer respetar la exoneración del Impuesto Selectivo al Consumo, y a comparación de otras regiones donde el combustible tuvo mayores rebajas.

Nuevamente, se vienen días agitados para la región Apurímac por todo este malestar del alto costo de vida, por el abuso de algunos empresarios y por la inacción de instituciones que tienen competencia de hacer cumplir las leyes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.