Publicidad

Los vecinos de una comunidad en Bahía blanca, en Buenos Aires, se mostraron sorprendidos tras la decisión de un juez de dejar en libertad a un anciano de 77 años, quien fue detenido por haber asesinado a su nieto.

Aunque aún continúa imputado por el delito de homicidio, Domingo Faustino Berna, un militar retirado, no continuará su proceso en la cárcel debido “a su avanzada edad”, según información de fuentes judiciales recogidas por el Clarin.

Berna fue sometido a una audiencia ante el fiscal de Homicidios bahiense, Jorge Viego, a cargo de la muerte del joven de Brian Berna, de 29 años. El hombre de leyes le imputó al anciano el delito de “homicidio calificado por el vínculo y por ser cometido con un arma de fuego, habiéndose excedido en la legítima defensa que estaba ejerciendo”.

El fiscal señaló que, durante la audiencia, el homicida se negó a declarar en todo momento, por consejo de sus abogados.

Teniendo en cuenta la pena prevista por ley para este delito y la edad avanzada del acusado, se dispuso su libertad”, señalaron informantes desde el Ministerio Público Fiscal (MPF), que continuará con la investigación.

El homicidio

El último lunes, el anciano se encontraba discutiendo con su nieto en una casa de la calle Cobián, de Bahía Blanca, y en un momento de la pelea, Berna sacó su arma y le disparó a quemarropa, matándolo de manera instantánea.

En unas imágenes capturadas por la cámara de seguridad y difundidas a través de las redes sociales se puede observar cómo el nieto llega a la casa del hombre y empieza a patear la puerta de entrada para ingresar. Al no tener respuesta, continúa golpeando hasta que sale su abuelo y realiza varios disparos.

Un clip anterior al crimen muestra al menor de los Berna golpeando a su abuelo, quien llegaba a casa con su bicicleta. También se observa cómo una mujer intenta detenerlo, pero la fuerza del joven fue mayor.

Los agentes del Comando de Patrullas y personal de la comisaría 4ta. acudieron al domicilio tras un llamado al 911 y encontraron el cuerpo del nieto tendido en el suelo.

Una ambulancia con personal médico, policía Científica y el fiscal Viego también llegaron al lugar un momento después. Allí, sin poner resistencia, las autoridades detuvieron al anciano como principal sospechoso.

La policía halló en el interior del domicilio varias armas, entre ellas un revólver calibre .32, el cual se había utilizado para cometer el delito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.