Publicidad

¿Coincidencia? Un día después de que Mariano González firmara una resolución para crear un grupo policial que apoye al Equipo Especial de Fiscales contra la corrupción del Poder, grupo que también debía buscar a los prófugos del entorno del presidente Pedro Castillo, el jefe de Estado lo removió del cargo de ministro del Interior.

De manera sorpresiva y sin mayores explicaciones, el mandatario anunció el relevo anoche, a las 8:40 p.m. “Agradezco los servicios prestados a la Nación del señor Mariano González Fernández como ministro del Interior. Hoy a las 9:30 p.m. tomaré juramento al nuevo titular de este sector”, tuiteó.

De esta manera, y debido a que la norma en cuestión no fue promulgada en El Peruano, quedó en el limbo la creación del mencionado equipo especial policial, para cuya dirección se nombró al coronel Harvey Colchado, jefe de la División de Búsqueda de Personas de la Dirección General de Inteligencia del Mininter y quien en el pasado lideró la División de Investigaciones de Delitos de Alta Complejidad (Diviac).

Para dicho grupo también se había designado a los coroneles PNP Walter Lozano, de la División de Inteligencia de la Dirección Nacional Antidrogas; Franco Moreno, de la División de Investigación de Alta Complejidad; y Luis Silva, de la División de Búsqueda de la Dirección de Inteligencia de la PNP.

Entre sus encargos, refieren fuentes del Ministerio del Interior (Mininter) a Correo, el equipo especial policial debía procurar la captura del exsecretario presidencial Bruno Pacheco, el exministro de Transportes Juan Silva y Fray Vásquez, sobrino de Pedro Castillo, todos prófugos de la justicia.

HABLA FUERTE

Luego de conocer su súbita remoción, Mariano González manifestó esta tendría que ver con la creación del grupo policial en cuestion para la captura de personas del entorno del jefe de Estado. “La actitud de Pedro Castillo atenta contra el sistema”, advirtió en Panamericana.

Agregó que no tiene “ninguna duda que Castillo tiene un compromiso con la corrupción”.

González remarcóque su salida del Ministerio del Interior es una muestra concreta de una flagrante obstaculización a la justicia. “Es una advertencia a la Fiscalía de la Nación y al Congreso”, remarcó.

Luego de manifestar que tiene temor por su integridad, la de su entorno e, incluso, la de los oficiales PNP que forman parte del mencionado equipo especial, González calificó al premier Aníbal Torres de “pobre diablo”.

Añadió que en sus 15 días en el cargo tuvo enfrentamientos con el jefe del Gabinete, a quien también tildó de “maleducado”. “Yo era una persona incómoda para él. Le ha faltado el respeto a las Fuerzas Armadas y a la Policía”, puntualizó.

CUESTIÓN DE ESTADO

El exministro del Interior Rubén Vargas calificó la salida de González, como un hecho “inaudito”.

“La pregunta es: ¿por qué? La única respuesta que considero es que el presidente Castillo le tiene pavor, le tiene miedo, a cuatro policías honestos”, dijo a Correo.

En ese sentido, enfatizó que la población debe defender la creación y el trabajo del equipo especial policial.

“Debemos convertirlo en una cuestión de Estado, de vida o muerte”, enfatizó Vargas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.