Publicidad

Francia se encuentra en medio de la tercera jornada de protestas en todo el país, caracterizada por la creciente violencia. Este jueves, los ciudadanos volvieron a salir a las calles para manifestarse, tras la muerte de un joven de 17 años a manos de la Policía en Nanterre el pasado martes.

Las convocatorias iniciales para las concentraciones tenían como objetivo expresar pacíficamente el descontento, pero a medida que avanzaban las horas, la tensión aumentó y los enfrentamientos con la policía y los ataques indiscriminados se hicieron presentes.

Entre las imágenes más impactantes compartidas en las redes sociales, se puede observar a los manifestantes protestando frente a la biblioteca de Marsella, que se encuentra completamente envuelta en llamas.

Según se puede apreciar en una grabación desde una cámara en altura, las personas prendieron fuego en la acera y luego lo empujaron hacia el interior del edificio, donde el fuego se propagó rápidamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *