Publicidad

Franz Beckenbauer, reconocido como uno de los más grandes futbolistas en la historia del deporte, falleció este lunes a la edad de 78 años, según anunció la Federación Alemana de Fútbol, considerado por muchos como el primer líbero del mundo, por siempre salir airoso como ‘hombre libre’ en cualquier área de la zaga del equipo teutón.

‘El Káiser’ Beckenbauer dejó un legado imborrable en el fútbol mundial, convirtiéndose en una figura clave en el Bayern Munich y un ícono del éxito, tanto como jugador y entrenador en la selección alemana. Nació el 11 de septiembre de 1945 en Giesing, suburbio de Munich, lidiando con graves problemas de salud en los últimos tiempos.

Su legado en el fútbol alemán es insuperable, con cinco bundesligas, cuatro copas, una recopa de Europa, tres copas de Europa consecutivas y una Copa Intercontinental. Como capitán de la selección alemana federal, logró la gesta de ganar la Eurocopa y levantar la Copa del Mundo de 1974, en Múnich, tras superar en la final a Holanda, la ‘Naranja Mecánica de Johan Cruyff‘.

Beckenbauer es parte del selecto grupo de los mejores futbolistas del Siglo XX. Debutó con el Bayern en 1964 y se retiró en el New York Cosmos en 1983, consolidándose como líder en el equipo bávaro que inició la hegemonía en la Bundesliga. Cerró su carrera en Estados Unidos, formando un equipo icónico con Pelé en el New York Cosmos, donde ganaron tres campeonatos.

Sumado a ello, Beckenbauer triunfó como entrenador, llevando a Alemania a la victoria en la Copa del Mundo de Italia 90, superando a la Argentina de Diego Maradona y obteniendo títulos en la Bundesliga y la Copa de la UEFA con el Bayern. Posteriormente, fue presidente del Bayern durante 15 años y designado presidente honorífico hasta su fallecimiento.

Sometido a dos cirugías cardíacas y a una compleja operación de cadera, además de perder la visión en su ojo derecho en 2019, su salud se deterioró considerablemente desde abril del año pasado, agravándose tras el deceso de su hijo Stephan y enfrentar un prolongado proceso judicial por un pago irregular en su gestión del comité organizador del Mundial 2006, situación que la FIFA finalmente desestimó y archivó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *